Tag Archives: Astenia primaveral

Astenia Primaveral, claves para combatirla

9 Abr

Con la llegada de la primavera y el cambio horario aumentan las horas de luz y suben las temperaturas, cambios que nos hacen estar más activos, enérgicos, alegres y predispuestos a nuevas experiencias, pese a que en un primer momento podamos experimentar algunos síntomas desagradables ante la adaptación al cambio climatológico. Nos referimos pues al cuadro sintomático que se corresponde con una astenia, en este caso, a la astenia primaveral.

¿Cuáles son los principales síntomas?

Físicamente se experimenta sensación de fatiga, cansancio generalizado, falta de apetito y agotamiento físico y mental. Psicológicamente predominan los sentimientos de tristeza, apatía, cambios de humor, disminución del deseo sexual y trastornos del sueño.

Según una encuesta realizada por la Fundación Alimentación Saludable afecta al 37% de la población, siendo las mujeres y las personas alérgicas las más sensibles a estos cambios.

Afortunadamente los síntomas no necesitan tratamiento puesto que desaparecen a medida que nuestro cuerpo se va habituando al cambio, pudiendo tardar días o unas pocas semanas. Sin embargo, hay algunos hábitos que pueden ayudarnos a mejorar estos síntomas.

¿Qué podemos hacer para combatirlos?

Mantén un horario de sueño regular, durmiendo entre 7 y 8 horas diarias: Pese al aumento de horas de luz y de la actividad social trata de mantener el horario de      vigilia – sueño  que tenías durante el invierno. Darte un baño relajante o evitar el ejercicio en las últimas horas del día puede ayudarte a conciliar el sueño.

Vence la apatía con ejercicio físico y si es al aire libre mejor. Exponerte a la luz solar ayudará a tu cuerpo a adaptarse más rápidamente al cambio, además la liberación de endorfinas que se produce durante la actividad física aporta bienestar y activa el cerebro, mejorando la concentración y eliminando la sensación de fatiga.

Revisa tu dieta: En invierno solemos consumir alimentos con mayor carga calórica, ahora es interesante cambiarlos por otros que nos sigan aportando energía pero no nos produzcan digestiones pesadas. Aumentar el consumo de frutas, como el plátano, cereales, pescados ricos en omega 3 o frutos secos, como las nueces, pueden ayudarnos a mejorar los síntomas y que la fase de cansancio no sea tan acusada.

Además la jalea real también puede servirnos como aliado haciendo que nos sintamos más activos y enérgicos.

Reduce el consumo de estimulantes como el café, el té o las bebidas energizantes. Producen una activación del sistema nervioso central que inicialmente puede hacerte sentir más despierto pero el cansancio no desaparece ni mejora, incluso puede empeorar si este consumo nos impide dormir correctamente.

Con estos sencillos pasos rápidamente nos desharemos del cansancio y podremos disfrutar del buen tiempo que nos trae la primavera, pero si los síntomas persisten pasadas unas semanas consulta a un especialista.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: