Tag Archives: Objetivos

Motivación y Determinación, claves para tus propósitos de año nuevo

31 Dic

La entrada de un año nuevo es ese momento mágico en el que al fin nos sentimos capaces de cambiarlo todo y de conseguir todos nuestros objetivos, solo tenemos que plantearlos, plasmarlos en una lista e ir a por ellos, pero como ya sabemos, a menudo esta “magia” dura unas horas, días o con suerte alguna semana, para que finalmente se acabe diluyendo en nuestra rutina diaria utilizando frases como “mejor el año que viene, este no me viene bien en realidad…”

¿Qué es lo que hace que algunas personas consigan sus objetivos?

En anteriores posts hablábamos sobre la importancia de plantear correctamente tus propósitos y de no caer en la frustración de lo no conseguido año tras año. Ahora que ya sabemos todo esto vamos a dar un paso más y profundizar en algo que a menudo nos parece tan obvio que nos lo saltamos.

Los propósitos de año nuevo han de ser propios, sólo tú puedes decidir qué te propones para el siguiente “ciclo”, ni tus amigos, parejas o familiares pueden marcar tus objetivos, dejarte llevar por la presión social sin estar convencid@ de qué es lo que tú quieres hará que lo abandones con mayor facilidad.

Probablemente el camino hacia conseguir nuestros propósitos no sea fácil, por ello es importante saber qué cosas buenas va a aportarnos hacer ese cambio y tratar de recordarlas. Puedes hacerte una lista con los pros y contras si crees que eso te va a ayudar, así en los momentos de duda o cansancio recordarás por qué lo estás haciendo. Apoyarte en personas de confianza también es muy buena idea, pueden animarnos a no desistir y ayudarnos a mantenernos en el camino que nos acerca a nuestros objetivos.

Estas dos cosas, las descritas en los párrafos anteriores, crean y alimentan nuestra motivación para el cambio.

Si crees que puedes hacerlo, realmente serás capaz de hacerlo

gasolinaLa motivación es la gasolina que nos hará llegar dónde queramos pero, como quien conduce un buen coche, habrá que parar a repostar de vez en cuando. En todo proceso de cambio la motivación empieza muy alta y conforme pasa el tiempo y se van encontrando dificultades ésta va decayendo, es importante que lo sepamos y que no nos dejemos llevar por el desánimo. Visualizar el cambio, ser conscientes de nuestra propia fuerza y recursos, y superar pequeños obstáculos que nos acercan a nuestro objetivo harán que nuestra motivación se mantenga.

Finalmente llegamos a la parte más importante y la que debería marcar el principio de todo el proceso: la determinación.

Las personas que acaban consiguiendo sus objetivos, a pesar del tiempo y de las dificultades son aquellas que tienen claro hacia dónde se dirigen. Volviendo al ejemplo anterior, podemos tener el depósito de nuestro coche lleno de motivación, esperanza e ilusión, pero si no sabemos realmente hacia dónde nos dirigimos nos dedicaremos a dar vueltas sin sentido, hasta que nos quedemos tirados en alguna parte del camino. Pese a que saber dónde queremos llegar es lo principal para marcar nuestras decisionesmetas y propósitos, lo hemos descrito al final porque es mucho más complicado de lo que parece. A menudo tenemos tantas opciones u oportunidades que somos incapaces de decidir cuál es más importante y si lo apostamos todo ahora o esperamos a sentirnos más preparados.

Déjate llevar por el año que termina y las ilusiones depositadas en el que entra, piensa en que si es algo que ya te has planteado varias veces, no valen más excusas ni esperar futuras ocasiones, el momento es ahora.

Y no olvides dejar un huequecito de esa lista de propósitos para los nuevos sueños, deseos, sorpresas y oportunidades que aparecerán.

año nuevo

Anuncios

Propósitos para 2015, este año sí que sí.

30 Dic

El año toca a su fin y como de costumbre nos disponemos a elaborar nuestra lista de propósitos de año nuevo, recordándonos aquello de “este año sí que sí”, “a partir del 1 de enero…”, tratando de que este nuevo año nuestros objetivos se vean cumplidos al fin.

A menudo, cuando nos enfrentamos a esta nueva lista lo hacemos con un gran sentimiento de esperanza e ilusión, imaginando la nueva oportunidad que nos brinda el próximo año para cumplir nuestros sueños, pero no sin cierta frustración por ver cómo algunos de los propósitos de 2014 se han convertido en papel mojado.

Propósitos año nuevo

¿Cómo luchar contra la frustración de “un año más voy a proponerme…”?

Ver el próximo 2015 como una nueva oportunidad de cambio es muy positivo puesto que nos aporta la motivación suficiente para iniciar ese cambio, pero los fracasos pasados pueden ocasionar que ni siquiera nosotros confiemos en nuestras posibilidades de triunfo y nos los propongamos desde la premisa de “seguramente no lo conseguiré, pero…”. Este punto de partida es erróneo ya que, además de desmotivarnos nos estamos dando cierto permiso para no hacerlo, partiendo de la base de que no lo vamos a conseguir. Por tanto, si de verdad quieres que los propósitos que te persiguen año tras año se vean cumplidos al fin:

  • Evalúa: Como comentaba, llegados a estas fechas todos echamos la vista atrás y repasamos mentalmente lo sucedido durante el año. Aprovecha este repaso para pensar qué se ha interpuesto entre tu propósito y tú, siempre desde un punto de vista constructivo, partiendo de que todos lo hacemos lo mejor que podemos pero las cosas no siempre salen como esperamos. Entender qué ha fallado nos da mucha información para saber cómo podemos actuar la próxima vez, teniendo en cuenta los errores y pensando otras formas de actuación.
  • Reformula: Una vez hemos visto algunas de las razones por las que nuestros propósitos se han diluido con el paso de tiempo, es una buena ocasión para volver a plantearlos pero de forma diferente, incluyendo o cambiando algunos matices, cuanto más concreto sea nuestro propósito más fácil será de cumplir.
  • Cuéntaselo a todo el mundo: Cuanta más gente lo sepa mejor, así nos sentiremos menos tentados a abandonar y los pequeños recordatorios que nos hacen cada vez que nos preguntan por la evolución de nuestro propósito también nos sirven para motivarnos y evitar que éste caiga en el olvido.
  • Lucha: Descubre cuáles son los medios necesarios para conseguir tu propósito y ponlos en práctica. Va a ser necesario poner mucho de nuestra parte, por eso es importante tomarse en serio lo que realmente te importa e ir a por ello.

¿Y si no se me ocurre ningún propósito para 2015?

Nos encanta pensar que cuando un año llega a su fin se cierra un ciclo, pero realmente nuestras vivencias y etapas personales no se corresponden con un año natural. Puede que a mitad de año (o a principio, o a final) haya sucedido algo que no entraba en tus planes y que de pronto cambie tus objetivos y te haga replantearte tu situación general. En este momento es posible que algunos de los propósitos que tenías en mente dejen paso a otros nuevos, porque siempre es un buen momento para reinventarse, no es necesario esperar al siguiente 1 de enero para hacerlo. La ilusión, el miedo y la curiosidad que aportan los nuevos comienzos pueden sorprenderte en cualquier momento, por ello si no tienes una lista de propósitos como tal para 2015 no te alarmes, puede que tu “año” empezase mucho antes.

Valora aquello que no formaba parte de tu lista…

pero que has conseguido a lo largo del último año. Cuando nuestra lista de propósitos falla es esencial recordar todas estas cosas que no entraban en ella y que sin embargo se han realizado con éxito: nuevos aprendizajes, retos y objetivos, porque todo cuenta.

Deja sitio para los propósitos abstractos

Soñar, desear, querer… también genera ilusión y esperanza por el futuro por ello es imprescindible que tu lista de propósitos incluya alguno de estos también. ¿Quién sabe? A veces los sueños también se cumplen y mientras vemos si esto pasa nos predisponemos a que un futuro mejor sea posible.

Si aún no tienes hecha tu lista de propósitos o quieres saber más sobre éstos no olvides consultar el post del año pasado.

Con lista o sin ella…

Feliz 2015

A %d blogueros les gusta esto: